REFLEXIONES PARA VIVIR

Most Recent

Recibe reflexiones:

No todos los seres humanos somos iguales. No todos tenemos la misma estructura psicológica, ni hemos vivido las mismas experiencias, ni hemos madurado de igual manera ni hemos desarrollado la misma fortaleza de carácter, el mismo temple.
Dios, que nos conoce desde antes de nacer, cuando nos formaba en el vientre de nuestra madre (Sal. 139:15-17), y que acompañó toda la historia de nuestra vida hasta el presente (Isa. 46:3, 4), sabe cuál es nuestra capacidad para resistir el dolor y también qué tipo de obra es necesaria en nuestro corazón para lograr sus grandes y sublimes objetivos espirituales y morales con cada uno de nosotros. El sabe lo que necesitamos para lograr desapegarnos de aquello que nos hace daño interiormente y para que las virtudes de su Espíritu puedan abrirse paso hasta nuestro corazón.
A fin de lograr estos elevados propósitos, Dios emplea distintos recursos. Uno de ellos es la acción directa del Espíritu Santo en el corazón. Es el Espíritu Santo quien limpia el alma del pecado, de los defectos de carácter, y quien va transformando nuestra naturaleza interna a la semejanza de Cristo.
Pero, a veces nuestro corazón es tan duro que el Espíritu parece no poder penetrar en él para realizar su obra regeneradora. Entonces, Dios tiene primero que ablandar nuestro corazón, para que sienta su necesidad de esa regeneración, y utiliza las pruebas de la vida, el dolor, para hacernos reaccionar y subyugarnos a la obra de su Espíritu.
No te desalientes ni desesperes si en este momento estás siendo sometido al fuego de las pruebas. Sí, sé que es doloroso, y que a veces uno se pregunta si podrá resistir o será destruido por el calor. Pero, ten en cuenta que si Dios lo está permitiendo es porque sabe que eres de los que “resiste[n] el fuego”. Y, lo más importante, no es que te entrega flemáticamente a él, sino que él mismo está vigilando la prueba para que, lejos de destruirte, logre su propósito.

Tomado de : El Tesoro Escondido, de Pablo Claverie.

No olvidemos  el texto Bíblico para reflexionar hoy: 

Ciertamente el oro y la plata, el bronce, hierro, estaño y plomo, todo lo que resiste el fuego, por fuego lo haréis pasar, y será limpio, bien que en las aguas de purificación habrá de purificarse; y haréis pasar por agua todo lo que no resiste el fuego. Números 31:22, 23.



                                                      JOHN CARLOS SOTIL LUJAN
                                  DIRECTOR DEL WEB BLOG REFLEXIONES PARA VIVIR
                                         www.facebook.com/reflexionesparavivir

En otras ocasiones te he hablado del profesor Isidro Aguilar, director de aquella escuela misionera de Madrid (España) en la que recibí una parte de mi formación pastoral, de las clases recibidas en su casa, de sus magníficos estudios bíblicos, de su sabiduría práctica. Recuerdo uno de sus dichos que nos transmitió como un recurso para cuando se tienen muchas cosas que hacer y se dispone de poco tiempo: hay que ser “traperos del tiempo”; es decir, recoger, aprovechar bien esos momentos cortos, vacíos, perdidos a los que muchos apenas conceden valor o importancia.

Esos minutos perdidos por unos y otros, aquí y allá, suman millones de horas malgastadas por la raza humana. Constituyen un verdadero despilfarro, un basurero de residuos de un valor inconmensurable que jamás podremos recuperar.

No se refería el pastor Aguilar a las horas de descanso, de actividad física o de necesario esparcimiento, sino a los minutos que pasan sin percatarnos de ello, cuando estamos adormilados debiendo estar despiertos, cuando “no sabemos qué hacer” o cuando lo que estamos haciendo no es ni provechoso ni imprescindible ni conveniente, horas estériles, ocupaciones triviales, desiertos mentales, simplezas, tonterías, superficialidades, nonadas; cuando, en definitiva, desaprovechamos, malgastamos, despilfarramos el don divino del tiempo, que es la preciosa materia prima de la que están hechas las oportunidades de la vida y las de la salvación.

Se atribuye al escritor griego Nikos Kazantzakis la frase: “Tengo ganas de bajar a la esquina, extender la mano y mendigar, a los que pasan: ‘Por favor, dadme un cuarto de hora’ ”. La emitió cuando una cruel enfermedad le estaba devorando las entrañas y sentía que el tiempo se le estaba terminando. Y si esto era trágico para el filósofo, poeta y autor de novelas, cuánto más lo debe ser para nosotros que tenemos pendiente una obra de la que depende la gloriosa venida del Señor a este mundo, una misión para la que ya queda muy poco tiempo, aunque todavía hay miles y millones que aún no conocen a Dios. ¿Encontraremos retazos de nuestro tiempo para ofrecer al Señor? ¿Cuándo tendremos tiempo de ocuparnos de familiares, amigos y vecinos? Necesitamos vivir en estos tiempos difíciles “no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo”. Necesitamos ser “traperos del tiempo”.

Este día pídele a Dios que te ayude a usar sabiamente tu tiempo.

Tomado de : Pero hay un DIOS en los cielos… Por: Carlos Puyol Buil


No olvidemos  el texto Bíblico para reflexionar hoy: 

“Por lo cual dice: ‘Despiértate, tú que duermes, y levántate de los muertos, y te alumbrará Cristo’. Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos” (Efesios 5:14- 16).


                                                       JOHN CARLOS SOTIL LUJAN
                                  DIRECTOR DEL WEB BLOG REFLEXIONES PARA VIVIR
                                         www.facebook.com/reflexionesparavivir



Uno de los libros más famosos del siglo XX es la novela filosófica La insoportable levedad del ser (1984), del autor Milán Kundera. Hay un fragmento de su obra que me resulta iluminador:* “La carga más pesada nos destroza, somos derribados por ella, nos aplasta contra la tierra… La carga más pesada es, por lo tanto, a la vez, la imagen de la más intensa plenitud de la vida. Cuanto más pesada sea la carga, más a ras de tierra estará nuestra vida, más real y verdadera será. Por el contrario, la ausencia absoluta de carga hace que el hombre se vuelva más ligero que el aire, vuele hacia lo alto, se distancie de la Tierra, de su ser terreno, que sea real solo a medias y sus movimientos sean tan libres como insignificantes”.

Sin coincidir del todo con los planteos filosóficos de este autor, permíteme decirte que, desde que entró el pecado en el mundo, con sus terribles consecuencias espirituales y morales, el ser humano se ha vuelto un ser con tendencia al vacío interior, a la superficialidad espiritual y moral, a sustituir los valores verdaderos por los valores superfluos del egocentrismo. Y, aun cuando el Espíritu Santo está siempre tratando de llenar nuestra vida de bondad y significado, muchas veces la única forma que Dios tiene para que nos reencontremos con el verdadero sentido de la vida y sus verdaderos valores es mediante el sufrimiento.

El dolor, cuando es bien asumido, nos conecta con nuestra verdadera realidad, y nos ayuda a diferenciar lo banal de lo que realmente importa. El sufrimiento nos puede humanizar: hacer de nosotros personas más sensibles; nos da más hondura existencial. Nos ayuda a ver que lo que realmente importa en esta vida es el amor; es vivir para dar cariño, apoyo, ayuda a los que nos rodean, y hacer de los vínculos humanos, las relaciones, lo único trascendente de nuestra existencia terrenal.

Tomado de: EL TESORO ESCONDIDO- Por: Pablo M. Claverie.

Que ante los sufrimientos de esta vida,tengamos en mente lo que escribió el Apóstol Pablo a la iglesia de Roma , sin duda inspirado por nuestro Dios de Amor.

" Y no solo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado. Romanos 5:3-5.

                                                       JOHN CARLOS SOTIL LUJAN
                                  DIRECTOR DEL WEB BLOG REFLEXIONES PARA VIVIR
                                         www.facebook.com/reflexionesparavivir

Hay tres maneras de escribir en japonés: hiragana, kanji y ka- takana. Hiragana es la más usada en el país. Por ser una escritura a base de sílabas, es la primera que se enseña a los pequeños en las escuelas para que aprendan palabras sencillas. Kanji es una escritura que se originó en los ideogramas chinos, es un conjunto de 4.000 sinogramas aproximadamente; escribirlos con tinta y pincel es todo un arte. La educación de los niños japoneses incluye, lógicamente, clases de caligrafía.

El japonés tiene cinco vocales y dieciséis consonantes. Las palabras van juntas, sin espacios y casi no se usan signos de puntuación. Los verbos, es decir, las palabras que indican una acción, se colocan al final de la oración. Como curiosidad, te diré que en japonés no existe el tiempo futuro, sino que se usa una expresión que significa "el día de mañana", más o menos.

Si te interesa aprender otros idiomas además del tuyo, no pierdas la oportunidad. Hablar una lengua extranjera es don de Dios y el Espíritu Santo se encarga de ayudarte, aunque se trate del japonés.

¿Por qué le importa a Dios que aprendas otros idiomas? No es solamente para entender la letra de las canciones de otros países sería muy útil que supieras el significado de lo que cantas y si lo que escuchas tiene sentido, o ser capaz de presentarte ante algún extranjero. Más que nada, a Dios le interesa que uses ese don para que otros conozcan a Jesús y lo que él ha hecho en tu vida.


 Tomado de: CIENCIA DIVERTIDA Para cada día- Por: Yaqueline Tello Ayala.

“Sin duda hay muchos idiomas en el mundo, y todos se valen del sonido. Pero si yo no conozco el significado de los sonidos, seré un extranjero para el que me habla, y él será un extranjero para mí" 1 Corintios 14:10, 11.

                                                       JOHN CARLOS SOTIL LUJAN
                            DIRECTOR DEL WEB BLOG  " REFLEXIONES PARA VIVIR "                                                                                         www.facebook.com/reflexionesparavivir


Los buenos padres, dentro de sus recursos, se encargan de satisfacer los deseos de sus hijos. Les hacen fiestas de cumpleaños, les compran zapatos, ropa, productos electrónicos, e incluso les proporcionan viajes. Los padres brillantes dan a sus hijos algo incomparablemente más valioso, algo que todo el dinero del mundo no puede comprar: su ser, su historia, sus experiencias, sus lágrimas y su tiempo.
Los padres brillantes, cuando tienen los medios, dan regalos materiales a sus hijos pero no los alientan a ser materialistas, porque saben que el consumismo puede aplastar la estabilidad emocional, así como generar pensión y placeres superficiales. Los padres que siempre están dando regalos a sus hijos son recordados por un momento. Los padres que se preocupan por dar a sus hijos una historia se vuelven inolvidables.
 ¿Quiere usted ser un padre o una madre brillante?
Tenga el valor de hablar con sus hijos acerca de los días más tristes de su propia vida, y la audacia de hablarles de sus dificultades en el pasado. Cuénteles sus aventuras, sus sueños y los momentos más felices de su existencia. Humanícese. Transforme su relación con sus hijos en una aventura. Cobre conciencia de que educar es penetrar en el mundo de otros.
Muchos padres trabajan para dar el mundo a sus hijos, pero se olvidan de abrirles el libro de sus vidas. Por desgracia, los hijos solo admirarán a los padres el día que estos mueran.
¿Por que es fundamental para la formación de la personalidad de los hijos que lospadres permitan que los conozcan?
Esta es la única forma de educar las emociones y crear vínculos sólidos y profundos. Cuanto mas baja es la escala biológica de un animal, menos depende de sus padres. Entre los mamíferos, los hijos dependen en gran medida de sus padres, ya que no solo necesitan el instinto, sino que deben aprender de la experiencia de sus padres para poder sobrevivir.
En nuestra especie esa dependencia es intensa. ¿Por que? Porque las experiencias aprendidas son mas importantes que las instintivas. Un niño de siete años es muy inmaduro y dependiente de sus padres, mientras que muchos animales de la misma edad son ya ancianos.
¿Como ocurre este aprendizaje? Podría escribir cientos de páginas sobre esta materia, pero prefiero comentar solo algunos de los fenómenos involucrados en el proceso. El aprendizaje depende del registro diario de miles de estímulos externos (visuales, auditivos, táctiles) e internos (pensamientos y reacciones emocionales) en las matrices de la memoria.
Anualmente archivamos millones de experiencias, pero a diferencia de lo que ocurre con las computadoras, los registros en nuestra memoria son involuntarios, producidos por el registro automático de memoria (RAM).
Con las computadoras, nosotros decidimos que grabar; con la memoria humana, el registro no depende de la voluntad. Todas las imágenes que capturamos se registran automáticamente. Todos los pensamientos y las emociones -negativos y positivos- son registrados involuntariamente por el fenómeno RAM.
Articulo del Dr. Augusto Cury.



Comments Off

En 1944 las fuerzas militares rusas invadieron Alemania. La compañía de Walter Flandera fue tomada prisionera y llevada a un campo de concentración ruso. Era pleno invierno. Ahí pasaban hambre, frío y miedo. Un día, un oficial llegó al lugar donde estaba Walter y, dividiendo el grupo en dos, dijo: “Los de la derecha seréis fusilados mañana por la mañana; y los de la izquierda, por la tarde”. Flandera estaba en el grupo de la tarde. Aquella noche, nadie pudo dormir. Se escuchaban lloros, lamentos, súplicas de perdón, oraciones, blasfemias… Flandera guardaba silencio.

Por la mañana, el pelotón de fusilamiento estaba listo. Se colocó al primer grupo en hilera y un oficial les ordenó que corrieran por la explanada helada que había delante. Tan pronto como lo hicieron, empezó a sonar el tableteo de las ametralladoras que los fueron barriendo hasta no quedar ninguno con vida.

¡Horrible! Walter Flandera sintió una terrible angustia, se acordó de su madre, de la fe que ella le había inculcado; intentó orar, recordar algunos textos, sacó del bolsillo el Nuevo Testamento y buscó desesperadamente algún consuelo. ¡Nada! “¡Señor, escúchame! No me he acordado de ti. No te he sido fiel –dijo con voz entrecortada–, pero si me libras de la muerte te entregaré mi vida”. Y, sin poder terminar, comenzó a llorar desconsoladamente.

Unas horas más tarde, el mismo pelotón de fusilamiento volvió. La misma orden… Walter corrió con todas sus fuerzas. Detrás de él, escuchaba la respiración jadeante de alguien que corría tanto como él. Las balas silbaban por todas partes. De pronto, una bala alcanzó al hombre que corría tras él y, al caer, le tiró al suelo a él también; su cuerpo quedó debajo del moribundo. 

La sangre manaba a borbotones de la yugular seccionada derramándose por los cuerpos de ambos. Walter notaba cómo aquel fluido viscoso estaba cubriendo su cuerpo. Las ametralladoras cesaron. Cuando el oficial pasó cerca de ellos para darles el tiro de gracia, les dio una patada y continuó. ¡Walter Flandera estaba vivo debajo de aquel cadáver!

 Antes de que recogieran los cuerpos sin vida, Flandera huyó sin saber ni cómo ni dónde. Luego, cumplió su promesa y, concluida la guerra, terminó sus estudios y dedicó toda su vida a la educación cristiana en el colegio adventista de Bogenhofen (Alemania).

Así redescubrió Flandera al Dios de su madre y de su niñez. Pero descubrió algo más precioso: que la sangre de Cristo derramada en la cruz nos redime.

No olvides que hoy estás vivo gracias a la sangre de Cristo.

Tomado de : Pero hay un DIOS en los cielos… Por: Carlos Puyol Buil

No olvidemos  el texto Bíblico para reflexionar hoy: 

“En él tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia”. (Efesios 1: 7)

Que cada día podamos estar agradecidos porque el amor de nuestro Dios, nos mantiene con vida y el sacrificio de su hijo nos garantiza el perdón de nuestros pecados y  la vida eterna 


                                                JOHN CARLOS SOTIL LUJAN
                                  DIRECTOR DEL WEB BLOG REFLEXIONES PARA VIVIR
                                         www.facebook.com/reflexionesparavivir

Muchos cristianos aman a Cristo, procuran vivir lo más de cerca posible la vida cristiana, pero no son conscientes de que sus hábitos relacionados con el cuerpo tienen una influencia directa en su salud, en su bienestar mental y aun en su vida espiritual.

En el concepto bíblico, y que gracias a Dios también está ganando mucho terreno en la medicina, la psicología y la psiquiatría actuales, el ser humano es un ser integral, holístico, un todo indivisible, una unidad bio-psico-socio-espiritual, cuyas dimensiones recién mencionadas se encuentran de tal forma interrelacionadas que es imposible que una sea afectada (por ejemplo, el cuerpo) sin que esto repercuta en las demás (lo psíquico, lo espiritual y lo social).

Por tal motivo, el cristiano verdadero, que ama a Cristo y valora el don de la vida y la salud que tan generosa y cariñosamente le es dado cada día por su Creador, Sustentador y Salvador, sabiendo estas cosas no puede ser ligero, descuidado, con respecto a sus hábitos de vida. Procurará, como dice nuestro texto de reflexión para hoy, glorificar a Dios tanto en su espíritu como en su cuerpo. Elegirá, por lo tanto, hábitos alimenticios que glorifiquen a Dios al contribuir a la salud integral y al evitar aquellos alimentos que contribuyan a la destrucción del templo del Espíritu Santo, que es su cuerpo (ver 1 Cor. 3:17). Será equilibrado y cuidadoso en cuanto al uso de las horas dedicadas al trabajo, a la recreación y al descanso, evitando excesos de todo tipo. Procurará realizar el ejercicio físico necesario que contribuya a mantener su cuerpo en la forma más saludable posible. Y, por supuesto, se abstendrá absolutamente de todo tipo de sustancias que favorezcan o produzcan en forma directa el deterioro de su organismo, como el tabaco, las drogas, el alcohol, y aun bebidas estimulantes como el café, el té, el mate cocido y las bebidas colas, de las cuales la ciencia se ha encargado de comprobar su efecto nocivo sobre el cuerpo y la mente.

Tomado de: EL TESORO ESCONDIDO. Por: Pablo M. Claverie.

                                              JOHN CARLOS SOTIL LUJAN
                            DIRECTOR DEL WEB BLOG  " REFLEXIONES PARA VIVIR "                                                                                         www.facebook.com/reflexionesparavivir

Cuando prueban por primera vez cualquier alimento que no sea leche, los bebés cierran un ojo y lo aprietan; otras veces, escupen la comida, se sacuden o hasta lloran si el sabor es demasiado intenso o irritante para ellos.

Esas caras y gestos se deben a las papilas gustativas. Mírate al espejo y enseña la lengua. Todos esos bultitos son papilas gustativas y están encargadas de sentir el sabor de lo que te lleves a la boca.

Un bebé tiene alrededor de 10.000 papilas gustativas repartidas en su boca, mientras que a un anciano pueden quedarle solamente 5.000 o menos. Imagínate la explosión de sabor en la boca de un bebé al probar una gotita de limón o unos granitos de sal. Tal vez eso explique por qué a los abuelitos o a tus padres les gustan comidas con sabores tan fuertes o intensos que a ti te desagradan, como las cebollas o las aceitunas, por ejemplo. Por cierto, fumar también acaba con las papilas gustativas.

Había un hombre muy rico llamado Barzilai. Tenía ochenta años y atendió al rey David durante su vista a Mahanaim; además, lo acompañó por todo el camino hasta cruzar el río Jordán. El rey, en forma de pago por su hospitalidad y buen trato, le ofreció encargarse de todo lo que necesitara si se quedaba a vivir en Jerusalén. Barzilai agradeció su oferta, pero no aceptó. Dijo que ya era viejo y casi no podía saborear lo que comía o bebía. Ya no sentía o disfrutaba los sabores como antes, debido a su edad. Barzilai le pidió a David que mejor cuidara de su siervo Quimam. El rey aceptó. Además, le dio todo lo que le pidió y lo bendijo antes de que regresara a su casa.

“Pues ya tengo ochenta años; he perdido el gusto de lo que como y lo que bebo, y ya no puedo decir si tiene buen o mal sabor” (2 Samuel 19:35).

Experimenta: ¿Conoces a alguien como Barzilai? El rey David lo trató con amor. Dios se agrada si hacemos lo mismo con aquellos que ya son de edad avanzada y han adquirido mucha sabiduría y experiencia.

 Tomado de: CIENCIA DIVERTIDA Para cada día- Por: Yaqueline Tello Ayala.

Que cada momento  podamos aprovechar adecuadamente los privilegios que Dios nos ha  concedido,en esta vida, antes que ya no puedan ser usados.
                                                       JOHN CARLOS SOTIL LUJAN
                            DIRECTOR DEL WEB BLOG  " REFLEXIONES PARA VIVIR "                                                                                         www.facebook.com/reflexionesparavivir

El médico me pidió amablemente que lo esperara por un minuto.

El dolor que sentía era insoportable y de momento pensé que no podría esperar esos sesenta segundos. Para no pensar en mi dolor, empecé a contar de uno en uno mientras una delgada manecilla brincaba cada segundo. Para mi sorpresa, cuando estaba a punto de contar sesenta, el médico me pidió que pasara para revisarme. ¡Agradecí que en verdad tardara solamente un minuto!

Revisa con atención algo de lo que ocurre durante un minuto en tu cuerpo.

  • Tu corazón late entre 70 y 75 veces.

  • Tu cuerpo produce 1 mililitro de orina sin que te des cuenta.

  • Tus ojos parpadean 12 veces, por tu bien.

  • Entran a tu sangre 140 millones de glóbulos rojos recién sur- 199 gidos.

  • Respiras aproximadamente 5 litros de aire y expiras 12 veces, sin que Dios te cobre el oxígeno que consumiste.

  • Tu cabello y tus uñas crecen sin que lo notes.

Dios tiene poder suficiente para regalarte cada minuto de vida.

También te ama tanto, que no se cansa de que cada minuto recibas cientos de regalos; a veces ni te das cuenta.

Un minuto sirve para apreciar alguno de esos cientos de regalos que recibimos de Dios y darle las gracias. Un minuto es suficiente para dejar que Dios entre a tu corazón y se quede a vivir ahí para siempre. Para sonreír a alguien que está cerca de ti. Para mandar un mensaje a tus padres y decirles cuánto los amas, porque no sabes si dentro de dos minutos Dios los llamará al descanso. Un minuto sirve para orar en silencio por tus amistades. ¡Un minuto es suficiente para ser feliz!

“Bendeciré al Señor a todas horas: mis labios siempre lo alabarán” (Salmo 34:1).

Tomado de: CIENCIA DIVERTIDA Para cada día- Por: Yaqueline Tello Ayala.

Que siempre le seamos agradecidos y con su sabiduría, podamos aprovechar cada minuto de vida que nos concede nuestro Dios y Padre de Amor .
                                                    
                                                       JOHN CARLOS SOTIL LUJAN
                            DIRECTOR DEL WEB BLOG  " REFLEXIONES PARA VIVIR "                                                                                         www.facebook.com/reflexionesparavivir

El doctor René era muy tímido. Un día lo llamaron para que fuera a revisar a la señora Gaudissant a su casa, porque se encontraba enferma. Al revisarla, se encontró con un gran problema para él: sintió vergüenza de acercar su oído al cuerpo de la respetable señora, así que sacó del maletín su cuaderno de notas y lo enrolló formando un tubo. Puso un extremo en su oído y con el otro escuchó el corazón de la señora. El doctor René-Théophile-Hyacinthe Laennec se sorprendió al descubrir que a través del tubo improvisado podía escuchar mucho mejor los sonidos internos de los enfermos, e inmediatamente diseñó un aparato de madera que tuviera el mismo uso.
Así surgió el primer estetoscopio, también llamado fonendoscopio.
El que hoy usan los médicos no se parece mucho a aquel primer invento, fue perfeccionado y todos los médicos lo usan.
Quién diría que Dios premiaría la timidez y las buenas intenciones de un hombre con una gran dosis de creatividad, para inventar un aparato que ayudaría a todos los médicos del mundo desde 1819.
Dios conoce las intenciones de tu corazón. Cuando ve que son limpias, abre tu pensamiento y te da una dosis de creatividad para solucionar lo que tengas frente a ti.
El ser humano que mantiene su corazón puro y cuida que sus intenciones no se sobrepasen, para no faltarle el respeto a alguien, tendrá una bendición que durará muchos años, como le pasó al doctor René.
Vigila tus intenciones. Que cuando Dios las saque a la luz, de nada te avergüences, sino que recibas aprobación..

“No juzguen ustedes nada antes de tiempo; esperen a que el Señor venga y saque a la luz lo que ahora está en la oscuridad y dé a conocer las intenciones del corazón. Entonces Dios dará a cada uno la alabanza que merezca ” 
(1 Corintios 4:5).

Tomado de: CIENCIA DIVERTIDA Para cada día- Por: Yaqueline Tello Ayala.

                                                    
           Que siempre recordemos el valor de las buenas intenciones y cuidemos nuestra mente y corazón y veamos los resultados maravillosos de hacerlo.

                                                    JOHN CARLOS SOTIL LUJAN
                            DIRECTOR DEL WEB BLOG  " REFLEXIONES PARA VIVIR "                                                                                         www.facebook.com/reflexionesparavivir


Las enseñanzas acerca de la confianza en Dios ocupan buena parte de la Biblia. Antes de concluir el Sermón del Monte, Jesús hizo mención del cuidado que Dios tiene de las aves y las flores, aplicándola a la implícita confianza que el creyente debe tener en él: «¿No hará mucho más por vosotros, hombres de poca fe? No os angustiéis, pues, diciendo: “¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?”, porque los gentiles se angustian por todas estas cosas, pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas ellas» (Mateo 6: 30-32).

Pero la inquietud por las necesidades básicas de la vida, la incertidumbre sobre cómo satisfacerlas en periodos de escasez, el deseo de asegurarnos un futuro próspero, todo esto es absolutamente lícito y conveniente en un mundo inestable donde las crisis pueden cambiar en pocos días el estado del bienestar por condiciones de precariedad.

Entonces, ¿cómo articuló Jesús la confianza en Dios con estas lógicas y legítimas preocupaciones del creyente?
Lo que Jesús nos quiso enseñar se resume en tres principios:
1. Hemos de evitar la angustia, la inseguridad y la desconfianza nacidas de la incredulidad. Somos creyentes, tenemos nuestra vida anclada en las promesas de Dios y, aunque la situación se muestre sin salida aparente, podemos recordar lo siguiente: «Todo el cielo está interesado en nuestro bienestar. No debemos tolerar que las perplejidades y las congojas cotidianas corroan nuestra alma y ensombrezcan nuestro semblante» (El camino a Cristo, pág. 122).

2. Procuremos resolver el día a día sin que el afán por los problemas de mañana nos sobrecargue. «El fiel cumplimiento de los deberes de hoy es la mejor preparación para las pruebas de mañana. No amontonemos las eventualidades y los cuidados de mañana para añadirlos a la carga de hoy (El ministerio de curación, pág. 382).

3. Buscar de todo corazón al Señor y poner nuestras vidas en sus manos. «Los que aceptan el principio de dar al servicio y la honra a Dios el lugar supremo, verán desvanecerse las perplejidades y percibirán una clara senda delante de sus pies» (El Deseado de todas las gentes, pág. 291).
Solo por hoy decide ser feliz. Disfruta las alegrías que el cielo te da. No te angusties por el día que aún no ha llegado porque hay un Dios en los cielos…
Tomado de: “Pero hay un Dios en los cielos”, Por: Carlos Puyol Buil.

Que frente a nuestras preocupaciones no olvidemos esta hermosa promesa  de la palabra de nuestro Dios de AMOR:
 «Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Así que no os angustiéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su propia preocupación. Basta a cada día su propio mal».
 (Mateo 6: 33-34)

                                  JOHN CARLOS SOTIL LUJAN
                            DIRECTOR DEL WEB BLOG  " REFLEXIONES PARA VIVIR "                                                                www.facebook.com/reflexionesparavivir




Fíjate en la lista de los doce apóstoles que Jesús llamó. Cuando uno analiza el relato de sus vidas, tal como lo describen los evangelios, encontramos que todos los apóstoles eran seres tan falibles, finitos y defectuosos como tú y como yo.
La mayoría de las personas tiene la imagen de que los apóstoles eran seres inmaculados, incapaces de pecar, de tener defectos de carácter, a quienes solo les faltaba una aureola suspendida mágicamente de su cabeza. Y piensan que así es un cristiano verdadero. Cuando ven que algún cristiano no cumple esa norma, lo acusan de hipócrita y proceden a descalificar su religión. Sin embargo, Jesús no vino a “llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento” (Mat. 9:13), pues “los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos” (vers. 12).

Ni el cristiano es un ser impecable ni la iglesia es una pulcra colección de personas ajenas a la pecaminosa naturaleza humana sino que, como bien se la ha comparado, es un “hospital para pecadores”. Los cristianos, al igual que el resto de la humanidad, están enfermos de pecado, y esto se puede advertir en sus vidas particulares y en su vida comunitaria, como iglesia. La diferencia estriba en que el cristiano, gracias a la obra esclarecedora del Espíritu Santo, ha llegado a tomar conciencia de su condición pecaminosa, de su enfermedad de pecado, ha tenido un encuentro con el Médico del alma, Jesucristo, y ahora está en “terapia” espiritual y moral, en un proceso de sanidad que dura toda la vida, hasta que Jesús regrese, y “esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad” (1 Cor. 15:53).
TOMADO DE: EL TESORO ESCONDIDO, Por: Pablo M. Claverie.


Después subió al monte, y llamó a sí a los que él quiso; y vinieron a él. Y estableció a doce, para que estuviesen con él, y para enviarlos a predicar, y que tuviesen autoridad para sanar enfermedades y para echar fuera demonios: a Simón, a quien puso por sobrenombre Pedro; a Jacobo hijo de Zebedeo, y a Juan hermano de Jacobo, a quienes apellidó Boanerges, esto es, Hijos del trueno; a Andrés, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Jacobo hijo de Alfeo, Tadeo, Simón el canonista, y Judas Iscariote, el que le entregó. Marcos 3:13-19


                                                          JOHN CARLOS SOTIL LUJAN
                                  DIRECTOR DEL WEB BLOG REFLEXIONES PARA VIVIR
                                                www.facebook.com/reflexionesparavivir


Julián, feliz, cumplía nueve años. Sus padres le habían organizado una fiesta. “¡Julián, llegó la hora del pastel!”, gritó su mamá. Todos corrieron a la mesa. Los invitados cantaron para felicitarlo y el niño se dispuso a soplar las velitas. Un silbido rápido… Julián cayó al suelo.
Una bala perdida había penetrado sus pulmones. La alegría de la fiesta se convirtió en gritos y dolor. Afortunadamente, se salvó la vida. Pero miles de niños y adultos sí mueren debido a las balas disparadas por algún arma de fuego.
Preocupado por esta triste situación vivida a diario alrededor del mundo, el mexicano Pedro Reyes decidió hacer algo bueno con las armas que el ejército decomisa. ¿Acaso un instrumento para matar puede servir para algo bueno? Sí, al sufrir una transformación.
Las primeras 1.500 armas que recibió Pedro las fundió y convirtió en palas para plantar árboles. Dos años después, recibió su segunda donación de armas. Eran miles. Lo pensó muy bien. ¿Qué haría con tantas armas? Debía transformarlas en algo bueno.
Cuando piensas en hacer algo bueno el Espíritu de Dios te inspira, da ideas, ayuda a soñar y concede sabiduría para que se hagan realidad. Pedro Reyes, entonces, soñó que todas esas armas podían convertirse en instrumentos musicales. Herreros, ingenieros y músicos se le unieron para hacer realidad esa ilusión. Con partes de armas han fabricado más de setenta instrumentos musicales, que se han utilizado en diversos conciertos alrededor del mundo.
Esos instrumentos no son lindos; son pesados y fríos, te recuerdan que alguna vez fueron armas que hirieron o mataron a muchas personas. Pero cuando escuchas que en lugar de balazos ensordecedores emiten bellas notas musicales, no puedes dudar de que vale mucho más la sabiduría que las armas de guerra.
Quien juega con armas de juguete o con las de los videojuegos y aquel que mata con un arma verdadera, se parecen mucho, ¿no lo crees? A todos les falta Dios en su vida y, por tanto, sabiduría.
“Vale más la sabiduría que las armas de guerra’’ (Eclesiastés 9:18).

 Tomado de : CIENCIA DIVERTIDA Para cada día Por: Yaqueline Tello Ayala.

                                                      
                                                      JOHN CARLOS SOTIL LUJAN
                                  DIRECTOR DEL WEB BLOG REFLEXIONES PARA VIVIR
                                                www.facebook.com/reflexionesparavivir

Reflexiones populares

Música de Reflexion

Loading...

Translate/Traductor web

REFLEXIONANDO CON LAS NOTICIAS

Loading...

Seguidores

Archives

Páginas vistas en total

© REFLEXIONES PARA VIVIR. 2010 | This wordpress temeplate was designed by Vcars | Converted to Blogger Templates and Blogger Themes for Shoe Shopping | Discount Watch